Clinica Obrador

Blog

Blog / La ortodoncia invisible, la alternativa a los brackets

Una de las mayores desventajas de llevar brackets es que la estética de tu sonrisa se ve afectada. Por eso, cada vez son más pacientes de nuestra clínica los que se decantan por una ortodoncia invisible cuando necesitan uno de estos tratamientos.

La ortodoncia invisible son unas férulas de plástico transparentes elaboradas a medida para la boca de cada paciente. Pueden colocarse sobre los dos arcos dentales y son removibles, de forma que solo deberían quitarse para comer y para cepillarse los dientes.

Los avances en odontología y, en particular, en ortodoncia, están permitiendo que a día de hoy se puedan tratar casos cada vez más complejos. De este modo, la ortodoncia invisible se convierte en una alternativa real a los brackets.

¿Cómo funciona el tratamiento de ortodoncia invisible?

El tratamiento consiste en la colocación de unos alineadores transparentes que deben ir cambiándose con el tiempo. El periodo de tiempo que debe pasar entre cambio y cambio depende de cada caso. Son los ortodoncistas los que, calculando la cantidad de movimiento de cada pieza dental, determinarán el periodo de tiempo que debe usarse cada alineador.

La función de la ortodoncia invisible es la misma que la de los brackets: el objetivo de ambos es realinear los dientes de forma armónica.

En ocasiones el tiempo del tratamiento es menor con la ortodoncia invisible, porque la fuerza de estos alineadores es superior a la de otros métodos. Aunque el tiempo total del tratamiento varíe según cada boca y cada caso, sí que podemos decir que cuánta mayor sea la corrección, mayor tiempo necesitará la ortodoncia en hacer las correcciones pertinentes. Generalmente, el tratamiento de las dos arcadas dura entre 12 y 18 meses.

¿Es doloroso este tratamiento?

Las molestias y el dolor en los dientes en la ortodoncia invisible son similares a las que nos ocasionan las ortodoncias convencionales. Es normal tener sensibilidad dental y molestias a la hora de masticar. No obstante, al pasar unos días, los dientes se adaptan a la férula y esta deja de ser molesta.

Es más, la ortodoncia invisible presenta algunas ventajas frente al uso de brackets:

  • El tratamiento es más corto
  • Las visitas al dentista se reducen, en tanto que solo es necesario acudir para revisar los resultados
  • La estética bucal es notoriamente superior, ya que la ortodoncia invisible es casi indetectable
  • Es muy sencillo quitarse y ponerse los alineadores
  • No se tienen las típicas molestias de los brackets como rozaduras, llagas o enganches en la lengua o encías

¿Cuánto tiempo tengo que llevar los alineadores?

Se recomienda llevar los alineadores el mayor tiempo posible en la boca para que el tratamiento sea lo más eficaz posible.

Deberían ser quitados únicamente para comer y para lavarse los dientes. Una vez se finalicen estas dos acciones, la ortodoncia se debe volver a colocar en los dientes. Así, el tiempo aproximado diario en el que tenemos los alineadores colocados es de 22 horas.

En cuanto a la higiene bucal, no se precisa de ningún lavado específico. Basta con cepillarse los dientes de la misma manera y con la misma frecuencia que siempre.

Ven a nuestra clínica y te detallaremos tu tratamiento particular. Reserva cita previa en Clínica Obrador, estaremos encantados de ayudarte. Nuestro teléfono es: 971 660 418.

You must be logged in to post a comment.

WhatsApp chat